sábado, 17 de diciembre de 2016

Verdades Rolerísticas 3: El contrato por tener un pícaro en el grupo.

Los pícaros, o como son conocidos en un buen montón de mesas: Esos Canijos Tunantes.
La vida de un pícaro es arriesgada. Suelen ser de constitución frágil pero al mismo tiempo son los que tienen en su haber las artes para detectar trampas, así como desmantelar los entresijos de cualquier mecanismo que se les ponga a tiro. Si bien tienen buenos reflejos, esto no los pone a salvo de los empellones que puede propinarles una vida de aventura.



Un pícaro consciente de sus capacidades avanzará liderando el grupo previniendo a sus compañeros cuando ve algo sospechoso. Por ello aceptará su parte en el botín, tal vez un poco más bajo cuerda, pero en casi todas las ocasiones que he tenido de llevar un personaje de esta clase, he echado en falta un "gracias por salvarnos de una muerte segura, señor mediano"

¿Y si a pesar de haberse ofrecido caritativamente a jugarse el pellejo por el grupo los valientes hombres acorazados del grupo te forzaran a entrar por cada puerta casi a patadas? Los pícaros no son un elemento en la lista de Items del grupo, irá si así lo quiere.

"Mandamos al canijo este para alante con una cuerda atada a la cintura y a ver que pasa, jojojo"
Un guerrero ejemplar en una Mazmorra genérica.

En estas situaciones, es donde yo aplico el llamado contrato del pícaro. Vale, entro yo primero, pero estas son las condiciones:

CONTRATO DE SUPERVIVENCIA ECONÓMICA Y PROTECCIÓN ANTE INJURIAS

1- En caso de encontrar una trampa, si el hecho de desmantelarla hace que se dispare y en el proceso la parte interesada (el pícaro) recibe algún tipo de herida su parte proporcional del tesoro aumenta en un 5% pudiendo incrementarse hasta un 15% si la trampa es mágica.

2- Si la parte interesada se ve forzada a desmantelar el cierre de algún tipo de puerta o portal, a efectos morales se convertirá en el dueño de la misma y estará en su legítimo derecho de cobrar un peaje a aquellos que atraviesen el umbral correspondiente al 2% del tesoro recuperado durante la travesía, pudiendo ser pagados en las siguientes 2 semanas con bienes tales como: Raciones de viaje, cobijo en posada, herramientas y/o demás pertrechos.

3- Si en un acto de cobardía disfrazada de cautela, la parte interesada es "forzada" a entrar en una estancia por la parte contratante (el grupo) para buscar algún tipo de mecanismo pernicioso, en caso de que la sala contenga tesoro, el pícaro tiene derecho a recoger parte del mismo a modo de pago por daños y perjuicios, así como a la pieza más extravagante (dentro de lo discreto) del tesoro a modo de trofeo. (un anillo, una gema, un collar).

4- En caso de desmantelamiento de artificios mágicos que guardan objetos de gran poder, la parte interesada tiene derecho a un 50% del valor del mismo por lo que se puede interpretar que la mitad de ese objeto es suya, la otra mitad correspondería a la parte interesada.

5- La parte interesada buscará el modo de poder desplegar sus habilidades en combate, de no encontrar un momento o una brecha oportuna, se limitará a realizar ataques a distancia. Dado que la integridad física de la parte contratante a largo plazo depende de que la parte interesada esté en condiciones para realizar su trabajo, es responsabilidad del grupo asegurarse de que la parte interesada siempre está a salvo de cualquier daño.

6- La parte interesada asegura estar dotada a la hora de generar efecto sorpresa mediante el uso del subterfugio y el engaño. No se hace responsable así de que estos puedan fallar por la torpeza o incapacidad de la parte contratante de moverse en silencio o apoyar un embuste.

7- Aquellos beneficios que la parte interesada logre en entornos urbanos usando sus atributos y aptitudes son por entero de su propiedad. De necesitar un préstamo este podrá ser realizado a un 10% de interés semanal.

8- La parte interesada en caso de ser sorprendida aplicando los términos del presente contrato no podrá ser acusada de latrocinio dado que está tomando aquello que le corresponde por derecho.

Fdo:
Peregrin Dedosprietos


Obviamente si te pillan aplicando esto te van a dar una tunda y seguramente acabes en pelotas. por eso sugiero que, si tienes oportunidad de llegar al botín antes que el resto hagas cálculos mentales. El master dice que has encontrado 1000 PO pues con toda tu cara dices hay cerca de 800 PO por aquí, chicos. Y así vas acumulando, de vez en cuando entierras o guardas parte en algunos sitios y cuando tengas suficiente acumulado pues ya puedes empezar a hacer cosas nazis.

Lo peor que te puede pasar es que tu propio grupo ponga fin a tu avaricioso modo de vida y se mostrarán reticentes a que tu próximo personaje sea un pícaro. Pero eh.

¿Seguro qué no quieres un pícaro en el grupo?

Un saludete. 

4 comentarios:

  1. JAJAJA, mola. ¿Qué tal el contrato del guerrero?
    1- En caso de combate, si recibe algún tipo de herida su parte proporcional del tesoro aumenta en un 5% pudiendo incrementarse hasta un 15% si el daño es por magia.
    2- En caso de que un enemigo muera, a efectos morales se convertirá en el dueño de todo su equipo y posesiones, y estará legitimado a cobrar a todos los pjs que no hayan recibido daño por librarles del mismo derrotando al enemigo.
    3- Si en un acto de cobardía disfrazada de cautela, el guerrero ha de ocupar la primera línea de combate en la que no quieren estar pícaros y magos, el guerrero tiene derecho a un extra adicional de tesoro a modo de pago por daños y perjuicios.
    Etc...

    A mí me parece más beneficioso todavía XD

    No, en serio, un pícaro que vaya con esas exigencias es un pícaro que deja de jugar muy rápido. La única ley de D&D es "si quieres tu parte del tesoro haz tu parte del trabajo", y la de un pícaro es entendérselas con las trampas y encabezar las expediciones de los dungeons.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente beneficiosas pasadas a guerrero XD.
      A ver, hago mi parte xD. De pícaro, casi siempre voy delante. Pero cuando se empieza a hablar del "canijo" como si fuese un cachivache más del mocho del grupo me dan ganas de hacer eso.

      Eliminar
  2. Un buen picaro la va a colar sin que el guerrero cegato de turno se entere. Ojos que no ven picaro que no sufre.

    ResponderEliminar
  3. Por eso el más listo es el clérigo, no quiere partes del tesoro, el solo cobra por sus servicios, eso sí, detrás del grupo, que si muere el clérigo se acaba el dungeon... A la larga el más rico.

    ResponderEliminar