lunes, 28 de marzo de 2016

Reflexiones: Cambiando de nombre

Pues si, tal cual. “Las polladas del Máster” de ahora en adelante se llamará “Amenaza de Crítico”.

¿Va a cambiar en algo el contenido, mamona?

La respuesta es “no”. El contenido del blog seguirá siendo el mismo y escrito con el mismo tono.

¿Entonces por qué pollas cambias el nombre, copón? ¿no ves qué puede ser contraproducente?

Para responder a esto tengo que ahondar un poco en lo que soy yo como persona. Seguramente, y muchos estarán de acuerdo conmigo, podáis diferenciar marcadas etapas en vuestras vidas e inconscientemente clasifiquéis vuestros recuerdos añadiendo una etiqueta que lo sitúa en una de estas etapas. Etapas que abarcan de 2 a 7 años en función del nivel de confort que alcancéis con alguna. Etapas que tienen en común cuatro características básicas. A saber:
  • Algo que dejamos atrás.
  • Algo que conservamos para la nueva etapa.
  • Algo que perdemos de cara a la nueva etapa.
  • Algo nuevo: Un evento, un hecho, una persona.
Pues bien, a mi entender he acabado una de estas y me encuentro ante otra nueva. Una nueva etapa que empieza con un “20 natural” metafórico, un golpe de suerte. Pinta bien. ¿Qué depara esta nueva etapa? Sinceramente no sé nada más allá de lo que se vería en las cubiertas de un libro en una tienda, eso si: Pinta muy bien.
De Izq. a Der.: Jeremiah, contable judío con herpes genital de Aquelarre
El monje de Pathfinder, que no tenía nombre y se parecía misteriosamente a ZP

Tengo ese sentimiento de incertidumbre, indecisión, nervios pero, una cosa es segura.. no tengo miedo. Mañana empiezan mis andaduras por esta nueva aventura porque ¿qué son las aventuras sino etapas en las intrépidas vidas de los Personajes que los hacen crecer y fortalecerse? ¿Qué son estas etapas de la vida sino nuevos desafíos que afrontar y fortalecernos?

No tengo dudas sobre lo que debo hacer, mi rumbo es fijo y constante y de un modo u otro lo conseguiré. La única pregunta que ronda en mis pensamientos es ¿Confirmaré el Crítico?

O puede que no confirme nada y me coma una de estas...
¿Qué mongoladas dices? A mi no me cuentes tu vida, mala pécora. Ni siquiera te molestas en subir entradas asiduamente. Estoy seguro de que cuando abriste el blog no tenías ni puta idea de que nombre ponerle y le pusiste aquella mierda.

Ciertamente. º3º

Salud y vicios fuertes compañeros roleros.

Nos vemos en la siguiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario